El segundo plan de estímulo perjudica a las rentas bajas

El segundo plan de estímulo monetario de la Reserva Federal, el famoso QE-2 (quantitative easing), puede evitar que la economía pierda la tracción que había tomado tras el primer plan, y tras la serie de estímulos fiscales llevados a cabo desde 2008 (aunque hasta el momento sólo se ha conseguido enderezar el crecimiento del PIB y no la creación de empleo…).

Sin embargo, el peso del plan lo van a pagar las rentas más bajas. Según la Oficina de Estadísitica de EEUU el 20% de ciudadanos con menor renta se gasta un 60% de la misma en concepto de alimentación y energía (principalmente gasolina, electricidad, y gas natural):

El segundo paquete de mega-compras aprobado por la Reserva Federal hace unos días conlleva un aumento de la inflación. Por un lado, la política monetaria expansiva aumenta la masa monetaria y ejerce presión sobre el precio de bienes y servicios, directamente sobre los precios energéticos y al final de la cadena, en productos alimenticios. Además, con la presión sobre el dólar, las materias primas importadas se hacen más caras y además suben de precio (los países productores exigen más dólares porque éstos tienen menor valor relativo).

Así pues, si bien es positivo no entrar en una espiral deflacionaria, y la inflación moderada es bienvenida, el aumento de inflación que provenga del plan será muy gravosa sobre las rentas más bajas de la sociedad… Menos mal que el partido en el Gobierno es el Demócrata…

Sobre el autor

Invertir en Bolsa ha escrito 521 artículos en la web.

Write a Comment

Gravatars are small images that can show your personality. You can get your gravatar for free today!

Copyright © 2018 Invertir en Bolsa. Todos los derechos reservados.