Restaurantes vacíos y otras curiosidades

Desde 1990 la población de EEUU ha aumentado un 22%, mientras que el número de restaurantes ha crecido alrededor de un 70%. Además el comer fuera ha aumentado el peso en el presupuesto de gasto del consumidor. Si tenemos a un consumidor que ya gastaba mucho en restaurantes, y tenemos que el número de restaurantes ha crecido sin parar, ahora que el consumidor gana menos, el resultado es obvio: o no va tan a menudo al restaurante, o gasta menos en cada comida, o ni se acerca al restaurante. Existe una sobrecapacidad enorme en el sector.

En España es fácil observar como los restaurantes de negocios también están casi vacíos. En épocas recientes se iba entresemana a estos restaurantes a celebrar los negocios: firmas de hipotecas, ventas de pisos, contratos con proveedores o clientes, etc. Basta ver como hoy están casi vacíos y se han tenido que espabilar a ofrecer menús y ni así consiguen llenar el local. Parece ser que el único día que funciona bien es la comida del domingo y la cena del sábado noche (a pesar de gastar menos por ticket). Existe sobrecapacidad, y una vez se ajuste se volverá a un equilibrio.

Otros datos curiosos. Este fin de semana estuve en el Valle de Arán: conseguí cenar sin reserva en un restaurante donde hacía 5 años que me era imposible (ni llamando una semana antes); el director del hotel me dijo que habían bajado los precios de las habitaciones al nivel del año 2003; nunca en 25 años había visto las cafeterías de la estación de esquí con un ambiente tan tétrico (estaba literalmente yo sólo en todo el self-service pidiendo un plato de pasta, y 5 empleados mirando, antes hacías cola para poder hacer cola…). Entretanto recibí un sms de un amigo de la costa “el concesionario de embarcaciones náuticas ha cerrado, el local se alquila y los 25 empleados esfumados”. No me estraña, si las ventas de coches han disminuido casi a la mitad, y la gente necesita un coche a diario, ¿cómo aún hay alguien que pueda comprar algo tan innecesario como un barco o una moto acuática?

Además, por la noche recibí la llamada de un buen amigo director de una inmobiliaria, me dijo literalmente “me duele en el corazón hablar con promotores que lo han perdido todo, y cuando digo todo es que también han perdido la casa personal”. Algunos por quiebra, otros por no renovarles pólizas de crédito…

El “ajuste” en España está siendo muy veloz y profundo, porque al no conseguir estabilizar la situación uno se lleva por delante al otro. Al partir en peor situación, España va a remolque y depende de que primero se logre estabilizar la economía de los EEUU y de los grandes países de Europa. Por lo tanto, el ajuste en casa aún está lejos de terminar.

 

restaurants2

Sobre el autor

Invertir en Bolsa ha escrito 521 artículos en la web.

Write a Comment

Gravatars are small images that can show your personality. You can get your gravatar for free today!

Copyright © 2018 Invertir en Bolsa. Todos los derechos reservados.